martes, marzo 28, 2006

Alonsito el fantástico


Como muy bien dice, el periodista Felipe Rodríguez en la página web de Telecinco, por si aún quedaban dudas el campeón del mundo se llama Fernando Alonso. Sí señores, ya ha comenzado una nueva temporada llena de emociones. Vuelven los domingos con el sonido del motor como protagonista, y con la voz de Antonio Lobato como despertador de la resaca del sábado.

No eran muchos los optimistas que apostaban por Alonso como campeón en este comienzo de temporada en Bahrein, pero como siempre,la suerte, tuvo mucho que ver. Un primer puesto para el joven asturiano, un segundo para el veterano “Schumi” y un tercero para el gran rival, pero sobre todo divertido y alegre Kimi Raikkonen.

Así es, a Fernando la vida le sonríe: ha conseguido ser campeón del mundo, ha empezado el mundial del 2006 con buen pie y está enamorado con boda a la vista para octubre. Pero no todo es de color de rosa. El campeón del mundo sin duda fue el personaje del año, su nombre es sinónimo de ganancias publicitarias, pero ¿ por qué este chico se lleva tan mal con la prensa?,¿qué tiene Antonio Lobato que no tengan los demás periodistas? Seguro que influyeron unas declaraciones del piloto, el año pasado en Montmeló, en las que declaraba que la que la prensa española no tenía ni idea de Fórmula 1 y que muy pocos le habían apoyado desde sus comienzos. Sí que es cierto que desde que Telecinco compró los derechos para emitir el mundial automovilístico, a todo el mundo le gusta, lo sigue y lo entiende. Eso tampoco puede ser. Claro, luego que si a Fernando se le ha subido la fama a la cabeza, que si es borde con los periodistas, ¡normal!

Algunos aficionados españoles que se resisten a creer que Alonso lleve el mismo camino que Michael Schumacher y gane, sí, gane, afirman que Fernando tiene muy mala prensa por su carácter de presumido y egocéntrico, y que es un chulo que no soporta las críticas. Quizá algo de razón tengan, porque la devoción del asturiano por su gran amigo Lobato no tiene límites. Desde luego, la complicidad que existe entre los dos es enorme y poco tiene que ver con lo poco que le gusta el resto de la prensa. Igual se le ha olvidado que el de Telecinco también es periodista. Pero a esto Fernando responde y dice que antes que periodista para él es un amigo que le ha seguido desde que comenzó sus andaduras en la Fórmula 1. Aún así , igual que la vida profesional de Fernando no es de color de rosa, tampoco tienen justificación los comentarios tan poco objetivos que, a veces, hace Anotnio Lobato. Sí, ya sabemos que tiene que defender al español, pero una cosa es eso y otra es monopolizar los comentarios o, peor aún, hacerle un santuario al asturiano. Ni el bueno es tan bueno, ni el malo tan malo. Tampoco es oro todo lo que reluce, no. Y siguiendo con los refranes, el bueno, lo malo calla y el malo, todo lo habla. Pues eso. Veremos cómo sigue el mundial y esperemos que se le bajen los humos al campeonísimo antes de su boda con Raquel del Rosario. Por cierto, ¿quién es ella?, se preguntarán muchos, y ¿por qué se casan si sólo llevan tres meses? Ese es otro tema.

3 comentarios:

Jaina dijo...

Poco más y tenemos a Don Lobato (menudo apellido para alguien con tan poco pelo en la cabeza) viviendo a lado de Alonso y, cuando menos, metido debajo de su cama. En fin, serán emocionantes son retransmisiones pero da verdadera alergia periodística oírlo.
Para chulo de la F-1 ya tenemos a Schumi, no hacen falta más egocéntricos con gaita que le imiten las formas de mala manera. Sólo hay que ver al reportero de la TV3 intentando abordar al nene y a éste haciendo mutis por el foro.

Lara dijo...

Tu Jaina como siempre...el caso es no defender al español,pero xika q si es campeón del mundo pues mira..dejale a disfrute!
Alaaa coge el coxe y no mira lo que dices en los blogs no te vaya a exar..jejej
Muakiss

Brid y Tete dijo...

Epaaaaaaaaaa...... Pensandolo bien... Buen candidato para un casamiento fugaz y posteiror division de bienes!!!!
Es normal creerse un poco superior a los demas, cuando uno, es superior a los demas, aunque sea en lo suyo, el tema es que... si mira al rededor, se dara cuenta que lo bueno, dura poco, cuesta caro, y viene en frasco chico.
Que lo disfrute mientras dure!!!! Pero que se esfuerce en mantenerlo!!!!!